Los riesgos por agentes químicos en el sector de la madera

publicado en: Higiene en el trabajo | 0

Riesgos químicos. Legislación de referencia específica

La legislación específica que regula las actividades en las que se usan sustancias químicas es:

  • Real Decreto 664/1997 de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo
  • Real Decreto 773/1997 de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual
  • Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo
  • REAL DECRETO 374/2001, de 6 de abril, sobre la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra los riesgos relacionados con los agentes químicos durante el trabajo

 Riesgos químicos específicos del trabajo con madera

Toxicidad de la madera.

En la manipulación de la madera y la exposición al polvo puede dar lugar a una amplia cantidad de enfermedades profesionales.

La madera puede tener gran variedad de sustancias químicas nocivas. Estas sustancias se pueden clasificar en:

  • Naturales de la madera: resinas, alcaloides, colorantes naturales, hongos, bacterias…
  • Aplicadas por el hombre: anti-fúngicos, insecticidas y otros productos nocivos
  • Propias de la actividad industrial: barnices, lacas o colorantes artificiales

Estos agentes químicos pueden afectar al organismo por vía dérmica o respiratoria.

troncos madera

Las enfermedades profesionales que se pueden contraer depende de la vía de entrada en el ser humano:

  • Vía dérmica: estos agentes, como el polvo de maderas exóticas, pueden causar, por contacto, alergias, eccemas y otras irritaciones. Esto es debido a una alta presencia de colorantes y taninos, muy presentes en este tipo de maderas duras tropicales.
  • Vía respiratoria: el hecho de inhalar polvo de madera puede traducirse en irritación de las vías respiratorias, que causan estornudos, rinitis aguda, sangrado de la nariz e incluso asma. Las exposiciones prolongadas al polvo pueden desencadenar a lo largo del tiempo una fibrosis pulmonar o cáncer.

Polvos de madera

Los polvos de madera son pequeñas partículas de sólidos.

Se puede estar expuesto a polvo procedente de diversas sustancias como por ejemplo, un saco de serrín, o de procedimientos de trabajo que desprenden polvo, por ejemplo, el torneado de una pieza de madera con una fresa. A simple vista es difícil ver el polvo, se necesita una iluminación específica.

El principal riesgo de los polvos indeseables es que se pueden respirar (inhalar) y penetrar en los pulmones. En la respiración de polvo hay que distinguir entre las partículas grandes que no llegan a penetrar en el conducto respiratorio, y posteriormente se eliminan, y las partículas pequeñas que penetran en los pulmones teniendo efectos nocivos, además de que pueden ser absorbidas por la corriente sanguínea y ocasionar daños en otros órganos. También pueden lesionar los ojos provocando irritación.

La exposición al serrín se produce siempre que se trabaja la madera en una sierra, cepilladora, fresa o lijadora. Los efectos varían dependiendo de la intensidad y duración de la exposición y del tamaño de las partículas.

Otros productos químicos y biológicos en la madera (troncos, tablones, polvo de madera)

La madera puede contener contaminantes biológicos. Los hongos y mohos en la corteza de los árboles pueden provocar reacciones alérgicas. La madera suele contener productos químicos exógenos que se producen a consecuencia de su transformación. Entre ellos cabe citar: adhesivos, disolventes, insecticidas y fungicidas, pinturas y pigmentos, lacas y barnices.

Contaminantes en el proceso de barnizado y lacado

El barniz posee entre sus componentes diversos elementos tóxicos:

Cloruro de metileno, acetona, tolueno, etanol.

Los operarios que trabajan con barnices están expuestos a los siguientes peligros:

  • Inhalación de vapores orgánicos derivados de los disolventes y componentes volátiles que proceden de los barnices
  • Contactos de barniz con la piel
  • Contactos de barniz con los ojos

riesgos laborales madera

Medidas preventivas en los trabajos con madera

Como norma general, en Prevención de Riesgos Laborales, hay que aplicar medidas eficaces de control, primero colectivas, y si no, individuales para controlar el riesgo derivado del trabajo con madera en el lugar de trabajo a niveles “seguros”.

Básicamente, los riesgos para la salud en las industrias de la madera pueden reducirse con controles de carácter técnico y colectivo, como son:

  • La correcta colocación y protección de la maquinaria
  • Sistemas de ventilación para reducir el serrín y las emisiones químicas
  • Equipos de protección personal (EPIs)
  • Formación, información y un adiestramiento adecuados de los trabajadores

Para los trabajos habituales con madera las medidas preventivas constan de:

  • En las cabinas de pintura: deben estar equipadas con extracción forzada de aire, situándose las bocas de aspiración lo más cerca posible de las piezas a pintar. Además, deben estar equipadas con cortina de agua o similar para el arrastre de las gotas de pintura o barniz que no han impactado en la pieza.
  • Con las pistolas electroestáticas: se deben montar sistemas de aspiración de polvo y restos de madera.
  • En el aserrado, cepillado, torneado o corte de madera: aspiración localizada en cada máquina.

Equipos de protección individual (EPIs)

Los equipos de protección individual que se deben utilizar en la industria de la madera son:

  • Ropa de trabajo ajustada al cuerpo, que cubra la mayor extensión posible de piel del cuerpo
  • Calzado normal de trabajo, que tenga en cuenta la sujeción total del pie
  • Guantes de trabajo impermeables

epis madera

  • Mandiles para evitar suciedad de la ropa de trabajo, si se cree conveniente
  • Gorros o similares para evitar suciedad en la cabeza de los trabajadores
  • Mascarillas con filtro físico adaptado al tipo de madera (polvo de madera) en manipulación
  • Gafas para evitar salpicaduras en los ojos (mejor pantallas que protejan totalmente el rostro)
  • Equipos de respiración autónoma o semiautónoma si se trabaja en una cámara de pintura como secado
Nuestra puntuación

Deja un comentario